LINFEDEMA

El linfedema es la acumulación anormal de líquido en los tejidos blandos debido a un mal funcionamiento del sistema linfático.  Es crónico y progresivo, por lo que es fundamental su prevención y tratamiento precoz.

Pero, ¿qué es el sistema linfático? El sistema linfático está formado por una red de vasos y ganglios que transportan linfa (líquido claro, acuso y rico en proteínas). Participa en el funcionamiento de la defensa del organismo y en el drenaje circulatorio, transportando y eliminando sustancias de deshecho del organismo.

 

El linfedema primario es debido a una alteración del propio sistema linfático que puede manifestarse en diferentes edades de la vida. Las alteraciones de los vasos linfáticos pueden presentarse desde el nacimiento o de forma tardía, en la cual la malformación linfática es asintomática hasta que se hace visible como consecuencia de un traumatismo, una infección o tras un periodo de inmovilidad. 

Actualmente, el linfedema secundario es el más frecuente. Entre sus causas se encuentra la cirugía del cáncer de mama en la que se pueden extirpar ganglios linfáticos y la radioterapia. Puede desarrollarse a los pocos meses de la cirugía o comenzar de forma más tardía, al cabo de los años.

                                        

El linfedema no suele desarrollarse de forma brusca, por lo que los primeros síntomas pueden ser sensación de pesadez en el miembro afectado, opresión de la piel, disminución de la flexibilidad en la extremidad o dificultad para encajar en la ropa. Es importante conocer estos síntomas para comenzar un tratamiento precoz de fisioterapia, evitando la evolución del linfedema. Una vez el paciente ha sido diagnosticado de linfedema, es importante tener en cuenta el cuidado de la piel y de las uñas. Al disminuir la capacidad del sistema linfático, se incrementa el riesgo de infección. Por ello, no dude en acudir al médico si presenta enrojecimiento de la piel de la zona, manchas, dolor intenso en la zona o aumento repentino de volumen y fiebre.

 

El tratamiento del linfedema se basa principalmente en el drenaje linfático manual y en los vendajes de compresión. Además, realizar ejercicio físico adaptado y controlado es importante no sólo para mejorar el rango de movimiento y la fuerza del miembro afecto, sino para mejorar la calidad de vida y condición física general del paciente. 

El drenaje linfático manual es una técnica de masaje que favorece la reabsorción por vía linfática y vía venosa a través del sistema superficial.  Es eficaz y se adapta a cada paciente.

 

En CARMASALUD contamos con fisioterapeutas especializados en drenaje linfático manual, que están a su disposición para asesórales. 

 

 

 

Centro Clínico e Investigador CARMASALUD

C/ Julián Camarillo 59, 28037. Madrid

911730837 - 600243322

info@carmasalud.com 

 

Fisioterapia - Traumatología - Medicina Deportiva - Rehabilitación - Ginecología y Obstetricia - Ecografías - Psicología - Podología - Nutrición y Dietética - Pilates suelo y máquinas

 

Please reload

Siguenos en:
Please reload

Archivo
Please reload

Ultimas Noticias

DOLOR CRANEOFACIAL: la relación entre el dolor cervical, cabeza y cara.

1/10
Please reload

Destacado
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

NOTICIAS

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Icono social Instagram