VERRUGAS PLANTARES O PAPILOMA

Una vez pasado el verano y la vuelta al cole, uno de los motivos de consulta que más nos encontramos en la especialidad de podología son las verrugas plantares o, los mal llamados, papilomas.

 

 

 

Esta lesión se origina a través del contacto directo con el virus del papiloma humano en las plantas de nuestros pies. Existen más de 100 genotipos de este virus, siendo el 1, 2 y el 4 los que se pueden presentar en el pie. La forma más cotidiana de adquirir esta infección es pisar descalzos suelos en los que pueda vivir, como gimnasios, vestuarios, piscinas, spas, balnearios, saunas, hoteles…

 

Una vez entramos en contacto pueden pasar hasta 18 meses hasta que se manifieste, siendo lo más habitual que sea en los primeros 6 meses. Los pacientes con más posibilidades de presentar estas lesiones son los niños, ya que su piel es más fina y está más limpia de sequedad o hiperqueratosis que la de los adultos, aun así, también es más frecuente en raza caucásica y pieles sensibles. Como curiosidad, en la actualidad no se han encontrado evidencias de casos de verrugas plantares en pacientes de raza negra. Esta lesión es de carácter contagioso, de forma que debemos extremar las precauciones para que no se propague al otro pie o a las personas que conviven con la persona que presenta la verruga plantar.

 

Suelen ser lesiones que se confunden con una simple hiperqueratosis o dureza, a veces de forma única y otras veces en pequeñas lesiones muy próximas con forma de mosaico. La sintomatología que dan es muy variada; desde ser asintomático hasta ser realmente doloroso, en forma de pinchazo que se exacerba a la presión horizontal, es decir, como si pellizcásemos la zona en la que se encuentra. Es muy importante acudir a un profesional especializado en el pie para el correcto diagnóstico ya que, en ocasiones, puede ser difícil de evidenciar clínicamente.

 

El tratamiento de estas lesiones es variado debido a su carácter vírico. Lo más utilizado son fármacos o productos químicos que provoquen una quemadura en la zona, no existe un producto 100% efectivo y cada verruga es diferente de otra, de forma que hay en ocasiones que puede solucionarse con una cura y otras, que se resuelven en numerosas. El tratamiento alternativo sería el quirúrgico, el cuál es usado cuando el conservador fracasa o se alarga demasiado en el tiempo, dando un resultado óptimo de forma rápida.

 

Una de las dudas más frecuentes es, una vez resuelta la verruga plantar, si somos más propensos a contraer esta infección y si es recidivante. La respuesta es no, una verruga plantar bien diagnosticada y tratada no tiene porqué volver a aparecer, podríamos volver a presentar el problema en esa misma zona del pie u otra si entramos nuevamente en contacto con el virus y éste decide alojarse de nuevo en nuestros pies, pero no hay más probabilidades de ello por haber tenido previamente esta lesión.

 

 

CENTRO CLÍNICO E INVESTIGADOR CARMASALUD

Calle Julián Camarillo 59. 28037. Madrid

Telf. 911730837 - 600243322

info@carmasalud.com

Please reload

Siguenos en:
Please reload

Archivo
Please reload

Ultimas Noticias

ANÁLISIS CLÍNICOS

1/9
Please reload

Destacado
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

NOTICIAS

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Icono social Instagram