ONICOCRIPTOSIS: UÑAS ENCARNADAS

Uno de los problemas más comunes que llegan a la consulta del podólogo son las uñas encarnadas, estando presentes en toda la población, desde niños hasta ancianos, tanto en hombres como mujeres.

 

Se podría definir genéricamente como la patología resultante de que la uña se clave en uno o ambos bordes de la piel (periungueales), llegando a provocar irritación de la zona, inflamación, herida o infección. Hay muchos tipos de uñas encarnadas, subdividiéndose en varios grados en función del progreso del problema, tiempo de evolución…

 

 

Las causas son variadas, desde la propia morfología de la uña, traumatismos repetitivos o únicos, fármacos que alteren la lámina ungueal,  patologías dermatológicas, mal corte ungueal, falta de higiene…

 

Lo importante de esta patología es dar a conocer sus posibles soluciones, siendo la primera de ellas acudir al profesional de la salud que se encarga de este problema; el podólogo. Es muy frecuente que los pacientes lleguen a consulta autotratados, ya sea mediante curas imposibles en sus domicilios, remedios caseros o consejos de amigos/conocidos/internet. En todos estos casos, suele haber empeorado su afección y por tanto, más complicado y doloroso a la hora de resolverse, por todo ello, es importante ponerse en manos de profesionales.

 

El tratamiento principal e imprescindible cuando un paciente presenta una onicocriptosis es extraer el espícula clavada, es decir, aliviar la zona en conflicto y resolver el cuadro inflamatorio/infeccioso lo antes posible.  Tras ello, si no se realiza ningún tratamiento posterior y si no ha sido producto de un mal cortado de uñas puntual, con el tiempo, volverá a producirse generando un carácter crónico de este problema de salud.

 

Debido al carácter crónico de esta lesión el tratamiento definitivo siempre será el quirúrgico. Este procedimiento es ambulatorio y sencillo, se realiza bajo anestesia local del dedo y da unos resultados definitivos hasta en el 90% de los pacientes. Existen varias técnicas para poder realizarlo, todas ellas efectivas, que tan sólo requieren 48 horas aproximadamente de reposo relativo domiciliario y una semana evitando golpes, calzados prietos, grandes caminatas…

 

Hay muchas personas que se preocupan por el resultado estético pero, en la mayoría de estos casos, también existe una mejoría importante en este aspecto.

 

Es muy importante concienciarnos que este problema, que a priori puede parecer leve, es grave en el momento en que existen infecciones recurrentes y constantes. Por todo ello, no dude en consultar a su podólogo ya que, la solución es más sencilla y rápida de lo que piensa, y sobretodo, prevenir que unas uñas encarnadas leves progresen hasta el grado de tener que intervenirlas. 

 

En CARMASALUD, nuestro podólogo y cirujano, Alberto J. Diaz, podrá tratarle su onicocriptosis, en cualquiera de sus fases y sus distintos grados de gravedad. No dude en ponerse en contacto con nosotros para resolver sus dudas

 

Centro Clínico e Investigador CARMASALUD

Calle Julián Camarillo 59. 28037. Madrid

Télf. 911730837 - 600243322

info@carmasalud.com

 

 

Please reload

Siguenos en:
Please reload

Archivo
Please reload

Ultimas Noticias

Calentamiento, ¿sí o no? La importancia de calentar antes de realizar actividad física.

1/10
Please reload

Destacado
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

NOTICIAS

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Icono social Instagram