ACTUALIZACIÓN PREVENCIÓN DE LESIONES EN OFICINA

La actividad laboral ocupa una gran cantidad de tiempo de nuestra vida y puede ser el origen de muchos de los dolores que percibimos y por los que acudimos a visitar al fisioterapeuta; una correcta higiene postural en el puesto de trabajo sumado a realizar una actividad física moderada es imprescindible para complementar nuestro tratamiento, evitar recidivas y por supuesto eliminar el dolor. La higiene postural es un conjunto de recomendaciones para mantener una posición correcta al realizar un movimiento o permanecer en una postura de manera prolongada, evitando lesiones a larga plazo. En la actualidad el número de empleos sedentarios se ha incrementado de manera notable en la sociedad, teniendo que afrontar jornadas laborables sentados frente a un ordenador. Este tipo de trabajo conlleva por parte de nuestra columna y el sistema muscular un enorme esfuerzo para mantenernos durante horas en la misma posición.

 

 

 

A menudo llegan a nuestra consulta pacientes con lesiones musculoesqueléticas recidivantes, es decir, el dolor que acusan ha existido previamente o incluso hacen referencia a su aparición periódica de manera regular. Ante este tipo de consultas, cada vez más frecuentes, como fisioterapeutas nos preguntamos cuál es el origen del problema. Cuando el paciente acude a la consulta a recibir un tratamiento fisioterapéutico, por algún tipo de disfunción o dolor que consigue eliminarse, pero con el paso del tiempo vuelve a producirse, hay que plantearse que existe un factor de activación.

 

 

 

 

 

En la literatura científicaencontramos que los dolores cervicales y  lumbares derivados de esta sedestación prolongada en oficina , son debidos a una postura mantenida en el puesto de trabajo, sumado al sedentarismo y a la falta de actividad física, así como diversas combinaciones de estos tres factores. La manera en la que te sientas es importante pero no es lo más importante.Lo que tiene una mayor relevancia es no mantener una misma postura en el tiempo.

Las lesiones más prevalentes en pacientes que trabajan en oficina son ; el dolor lumbar, cervical, dorsal, ATM, hombro/codo/muñeca/mano y  cadera.

Para prevenir estas lesiones la evidencia científica recomienda:

 

 

 

  • Sentarte bien ( aunque no es lo más importante). 

  • No mantener una postura de forma prolongada.

  • Cada 45- 1 hora. Intenta levantarte de la silla, cambiar tu posición.

  • Incrementa tus niveles de actividad física.

  • Pilates tiene evidencia científica en cuanto a reducción de dolor cervical y lumbar.

  • Estiramientos y movimiento en oficina y domicilio.

 

 

 

 

 

 

 

Bibliografía:

 

Holzgreve F, Maltry L, Lampe J, Schmidt H, Bader A, Rey J, Groneberg DA, van Mark A, Ohlendorf D. The office work and stretch training (OST) study: an individualized and standardized approach for reducing musculoskeletal disorders in office workers. J Occup Med Toxicol. 2018 Dec 17;13:37.

 

Prall J, Ross M. The management of work-related musculoskeletal injuries in an occupational health setting: the role of the physical therapist. J Exerc Rehabil. 2019 Apr 26;15(2):193-199.

Please reload

Siguenos en:
Please reload

Archivo
Please reload

Ultimas Noticias

10 PAUTAS PARA CUIDAR DE NUESTRO BIENESTAR PSICOLÓGICO DURANTE LA CUARENTENA

1/10
Please reload

Destacado
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

NOTICIAS

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Icono social Instagram